La importancia de tener una (buena) descripción